POSTURAS DE YOGA: CHAKRASANA

por centrolamat

Texto Centro Lamat

Foto Judith García

araña blog

La postura de chakrasana, a veces conocida como la araña o la rueda, actúa a nivel físico y energético en nuestro cuerpo. Físicamente fortalece grupos musculares importantes en las piernas, en el tórax y en los brazos. Energéticamente estimula la apertura del chakra del corazón y propicia que los nudos del canal central se desaten o aflojen. La ejecución de esta postura puede resultar difícil en el mayor de los casos, pero una vez dominada nos llena de vitalidad y energía, y nos aporta la satisfacción de un reto logrado. Es recomendable que antes de intentar hacerla, practiques otras posturas más sencillas que vayan preparando la espalda (como el camello y la cobra).

Algunos consejos útiles mientras realizas la postura son los siguientes:

  1. Mantén una respiración lenta y rítmica.
  2. Relaja los músculos de la cara.
  3. Separa los pies lo suficiente para mantener el equilibrio.
  4. Relaja el cuello y evita girarlo hacia los lados.