Lamat

Un espacio para la armonía del Ser

Categoría: Nuestros Maestros

AÑO DEL MAGO PLANETARIO: EL PODER DE LA ATEMPORALIDAD

Texto e imagen Centro Lamat

DL Año nuevo maya 2015, Hermosillo

De acuerdo con el Tzolkin, el calendario lunar de la civilización maya, el año nuevo comienza el 26 de julio y finaliza el 24 de julio del año siguiente. El día o kin que queda fuera del tiempo, el día 25, es considerado un día especial para preparar el alma, crear un espacio para el juego, el arte, la magia y la creatividad. Este año corresponde al kin del Mago Planetario, un sello que nos invita a reflexionar acerca del poder de la atemporalidad y la ilusión, el tejido de maya.

El mandato galáctico para este año es:

Yo Perfecciono con el fin de Encantar
Produciendo la Receptividad
Sello la Salida de la Atemporalidad
Con el tono Planetario de la Manifestación
Me guía el poder del Espíritu
Soy un Portal de Activación Galáctica

Te invitamos a adentrarte en el misterio de estos días con Don Lauro de la Cruz, hombre medicina y de conocimiento de esta tradición. ¡Te esperamos!

|Para ampliar la información acerca de este tema puedes consultar el portal de 13lunas|

HAXATIIPE: CD CON CANTOS DE CHAPITO BARNETT

Texto e imagen Centro Lamat

Portada CD Chapito

En septiembre de 2013, visitamos a Chapito Barnett en su comunidad, Punta Chueca, Sonora. Con la generosidad que lo caracteriza compartió con nosotros algunos cantos de poder que fueron grabados en los manglares de El Paraíso. Como heredero de un legado presente y vivo dentro de la comunidad seri, Chapito se ha preocupado por difundir los cantos de sus antepasados más allá de las fronteras de México. Para él, la palabra-canto es el instrumento ideal para alcanzar a las personas y mover su espíritu hacia la alegría, la celebración y el agradecimiento.

El resultado de esa tarde de convivencia es una grabación modesta y breve, pero llena del corazón y de la medicina de Chapito. La música del viento y del mar acompañan a las diez canciones que recopilamos en este CD que ahora ponemos a la venta en este blog. También contiene melodías interpretadas con armónica por el propio Chapito y explicaciones acerca de algunos cantos. Al despedirnos de él, le preguntamos cómo debíamos titular el material que nos acababa de compartir, y sin titubear nos respondió: haxatiipe, gracias.

Te invitamos a escuchar y hacer eco de un tipo de palabra que es viento, fuego, medicina y dicha al mismo tiempo.

HAXATIIPE, CANTOS DE CHAPITO BARNETT (HOMBRE MEDICINA Y DE CONOCIMIENTO SERI)

Contiene 1 CD con 10 cantos y melodías intepretadas con armónica por Francisco “Chapito” Barnett. Duración: 12 minutos.

$100 pesos c/u + gastos de envío dentro de la República Mexicana.

De venta en Centro Lamat: Reyes 157, entre Tabasco y Michoacán, col. San Benito. Hermosillo, Sonora. Contacto: 044.662.146.0777 | centrolamat@hotmail.com

Con la compra de este CD apoyas directamente la economía de una familia seri.

 

VIAJE AL CORAZÓN DE LA MONTAÑA

Texto Centro Lamat

Fotos Santiago Manríquez

montaña sun kissed collage

Dicen que subir una montaña exige un esfuerzo no solamente físico de parte del caminante; que es un lugar de transformación donde los primeros dioses, los que nacieron el mundo, se manifiestan y dicen su palabra en la lluvia, en la piedra y en la nube que oculta la luz y la revela. También he escuchado que la montaña es un lugar donde ocurren los encuentros sagrados y que las cumbres de la tierra son las cumbres del alma. Quizá todo eso sea verdad. Moisés se retiró a la montaña y vio a Dios como una zarza ardiente; Muhammad recibió la primera revelación coránica mientras su rebaño pastaba en la cima de una colina; Jesús conversó con el profeta Elías cuando subió a orar al monte; Padmasambhava y su consorte, la dakini Yeshe Tsogyal, escondieron enseñanzas en las cavernas y montañas de Tíbet; y en los Cinco Picos de China se guardan celosamente las enseñanzas secretas de los inmortales.

Por extraño que parezca esto es así. Al subir a la montaña una tierra distinta a la percepción común se abre ante los ojos como presagio de una transfiguración personal. Hace tiempo, cuando decidí emprender mi propio recorrido hacia la montaña, me sorprendió descubrir que su geografía aparecía ante mi mirada como una equivalencia de mi ser. Conforme iba subiendo por sus veredas empinadas se hacía evidente que entre más tupido el diálogo mental, más difícil de recorrer se volvía el camino. Nunca antes había sido tan contundente esta lucidez que ponía al descubierto una sincronización entre el mundo visible y el mundo interno.

Podrá decirse que así funcionan las cosas, que la realidad percibida es un reflejo del pensamiento más íntimo que alberga el corazón humano. Sin embargo, en la montaña, las realidades que se ocultan al ojo poco entrenado exhiben su funcionamiento con total claridad.¿Será que la fuerza de la montaña opera inmediatamente en la psique, transformando el mundo en un paisaje simbólico donde es posible dar inicio a un juego de mutaciones rítmicas e incesantes con la (propia) naturaleza? Sospecho que sí, porque de pronto, levantar una piedra para colocarla en otro sitio se convierte en un acto mágico por medio del cual uno ha removido una carga personal para quedar finalmente libre. Y si el peso removido ha desprendido capas de dolor, uno siempre puede refugiarse en la cueva del silencio, ese espacio acogedor donde se recupera, en soledad, el centro perdido.

Collage Montaña Blog

cara

En la montaña, los cuatro elementos son los guardianes de esta geografía sagrada y es posible dialogar con ellos porque nosotros mismos estamos hechos de su materialidad. Canta la gente que sabe: “tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu”. Por eso es tan fácil llamar al rayo y a la lluvia desde dentro, sintonizando un movimiento de diafragma con la fuerza electromagnética del elemental. Se podría decir también que las espinas, los ojos de agua, las rocas, el viento y el fuego son el reflejo de los acontecimientos espirituales de nuestro ser y que en este paisaje simbólico transcurren los ciclos de transformación interior.

En el núcleo más profundo de México late la enseñanza viva de la montaña. Dice un abuelo zapatista que “en la montaña nace la fuerza, pero no se ve hasta que llega abajo”. Nuestros antepasados construían “montañas de piedra”, hoy llamadas pirámides, para mostrar a través de su arquitectura escalonada, sus umbrales y niveles, nuestra propia capacidad evolutiva. Quien sube la montaña-pirámide de piedra, no es el mismo cuando baja.

Al adentrarse más en la geografía de la montaña uno puede sentirse cómodo con sus jardines secretos y maravillarse con la oración de los sapos para llamar a la lluvia. Pero ella también guarda la prueba más difícil: para decir que has conquistado la montaña debes pararte en el filo del acantilado y contemplar su abismo. Es ahí donde uno debe decidirse a saltar y abrazar la libertad del vacío. Sólo entonces te das cuenta de que en realidad has viajado a la montaña del corazón.

CRW_7162

TÉCNICAS DE ENERGÍA: ORACIÓN DE CUERPO

Texto Centro Lamat

La oración de cuerpo es una técnica transmitida por Don Lauro de la Cruz que nos ayuda a concentrar las energías externas e internas en un solo punto: el corazón. Se trata de un ejercicio que también integra la atención y el movimiento corporal, y que nos ayuda a purificarnos y deshacernos de todo lo que no necesitamos.

oracion de cuerpo 2

PRIMERO ponte de pie y con tu cuerpo totalmente erguido, realiza una muesca con tu mano como si estuvieras formando un semi círculo y colócala sobre la frente a la altura del entrecejo. Repite para ti mismo/a: llevo mis pensamientos a mi corazón, al tiempo que bajas tu mano (todavía en muesca) al centro del pecho.

SEGUNDO con las palmas de las manos extendidas y sin tocarse, inclínate hacia abajo y jala energía de la tierra hacia el centro de tu pecho y forma una esfera imaginaria.

TERCERO estira tus brazos hacia arriba y sin que tus manos se toquen jala energía del cielo y regresa tus manos al centro del pecho.

CUARTO todavía con las palmas de las manos frente a frente formando una esfera, llévalas a la derecha extendiendo los brazos y girando ligeramente el torso mientras repites: tomo energía de lo conocido y la llevo a mi corazón, al tiempo que colocas tus manos sin tocarse a la altura del pecho.

QUINTO repite el movimiento anterior ahora hacia el lado izquierdo: tomo energía de lo desconocido y la llevo a mi corazón.

SEXTO cierra los ojos y comienza a moverte con toda la libertad que te sea posible sin juntar las manos. Recorre la esfera imaginaria por todo tu cuerpo de arriba a abajo y de abajo hacia arriba limpiando y soltando aquello que no necesitas. Si tus palmas se atraen y se tocan vuelve a comenzar el ejercicio desde el principio.

POR ÚLTIMO detén el movimiento poco a poco y coloca ambas manos, una sobre la otra, sobre el pecho a la altura del corazón. Sella el ejercicio con una respiración profunda y abre los ojos.

|Imágenes 01|02|03|04|05|06|07|

LOS CANTOS DE CHAPITO BARNETT

Texto Centro Lamat

Foto Kico García

chapito

Francisco “Chapito” Barnett es un hombre de conocimiento de la comunidad seri de Punta Chueca, Sonora. Él se define a sí mismo como un Hant Iiha Quimx, que en sus propias palabras significa “hombre sabio, el que platica el pasado, el presente y el futuro”, y que de acuerdo con el Diccionario Seri-Español-Inglés el significado literal de esta expresión es “el que dice las pertenencias de la tierra”. Chapito es uno de los herederos y guardianes de los cantos de su comunidad y a través de ellos comunica su medicina y su conocimiento. Se trata de un tipo de palabra poética unida a la actividad cotidiana y al mundo de la naturaleza que revela las conexiones mágicas de nuestro entorno. Sin asumir este carácter mágico y relacional, una gran cantidad de cantos serían incomprensibles desde la lógica habitual con la que nos planteamos el mundo. Porque Chapito “presta” sus palabras a quienes se expresan sin hablar, como lo hace en su famoso canto de la olla que habla desde la cueva. Su entendimiento del lenguaje de los seres animados e inanimados lo convierte en un revelador de tesoros ocultos en una dimensión visible a sus ojos, pero invisible para los demás, en la que todo tiene capacidad de palabra. Resulta emocionante tener acceso a las historias que se encuentran cifradas en el libro de la naturaleza, como el mar, la cueva o los árboles, y conocer un universo en el que los cantos son comunicados por guardianes marinos y cuerpos celestes como la luna.

Hehe ya toom iya
Hehe ya toom iya
Hehe ya toom iya
Taaitom tameepit xooitom te…
(se repite tres veces) 

Las palabras de las plantas hablan
Y asombroso hablan.
Las palabras que salen con mucho poder
Una cosa increíble, palabras que salen
La mente abarca todo el universo
(Todo revuelto)*

En innumerables ocasiones, Chapito alude a la capacidad de la mente para abarcar la totalidad del cosmos y producir efectos benéficos. Esa habilidad para conocer el aspecto oculto de las cosas, reviste a sus cantos de un poder extraído de su propia experiencia, que devuelve la armonía perdida al corazón de quien lo escucha.

*Canto publicado por Carlos E. Ogarrio (comp.), Cantos de los comcaac. El legado de los Barnett, UNISON, Jorale Editores, 2011, p. 48.